Desde el principio, la nueva etapa de D.L. Blando es toda una declaración de intenciones. El miembro del disuelto colectivo Norweside nos presenta la autodestrucción, la nada, el salto al vacío de una generación perdida. Manteniendose siempre en la búsqueda de un sonido vanguardista, en esta ocasión nos traslada a los años 80, su personal visión de una época de música, heroina y vidas rotas.

Nowhere to run‘ es una reinterpretación de “Hustle Hard“, del artista Jimmy Whoo, para la que ha contado trás las camaras con el equipo de Bangarang Film makerz.