Parisi, estás tan loco…

1336

Es diciembre de 1946, estamos en Cuba, concretamente en el Hotel Nacional de La Havana. Allí, durante toda una semana, se está cociendo una de las reuniones más conocidas e importantes del sindicato criminal del Siglo XX.

Dicha reunión es entre los capos de las familias más importantes de la mafia de los Estados Unidos y la Cosa Nostra. ¿Pero quién los convocó? Si, Charles “Lucky” Luciano, El Gangster que revolucionó la estructura económica y social de la mafia y, quién además, pone cara a la portada del último álbum de Kromo ‘Parisi’ Gucci, álbum titulado, ‘The Havana Conference’.

Parisi

The Havana Conference‘ está compuesto por 15 cortes, en los que podemos descatar las continuas referencias a la moda de alta costura, al cine, al arte, y, sobre todo, a la mayor fuente de inspiración de cualquier artista, el desamor.

“La droga más dura es el desamor.”

Dentro de estos 15 tracks mencionados, podemos encontrar cinco de ellos / The Havana Conference / We are alone / Whore / Río Sella / Palm Bay Confidential / que siguen un mismo recorrido temático relacionado con las fases que existen tras una relación sentimental, que van desde el sentimiento de culpa y los reproches, hasta la nostalgia que producen los momentos buenos por los que pasas durante la relación. Aunque exista esta pequeña subtrama de temas con una misma temática, esta línea aparece prácticamente durante todo el álbum.

Por otra parte, el resto de piezas que componen la obra, narran también el estilo de vida del propio artista, también episodios, algunos oscuros y otros no tanto de su vida; además de realizar una sutil crítica a los nuevos miembros de la escena actual, en la que parece ser que la calidad musical ha pasado a un segundo plano a la hora de recibir un merecido reconocimiento por parte de la sociedad.

“Volqué montañas y hoy las escalo para salir de esto.”

Uno de los aspectos que cabría destacar, es la capacidad a la hora de expresarse, y es que para describir situaciones relacionadas con un acelerado estilo de vida en el que los bajones emocionales y las drogas son una parte fundamental, no supone una excusa para utilizar un vocabulario necesariamente soez o desagradable, ya que el léxico empleado es muy amplio, a diferencia de lo que actualmente podemos oír, y es que como dice Parisi, “Justifican con ser de barrio ser tontos del culo”.

Otro aspecto interesante del álbum son, como ya he mencionado con anterioridad, las claras referencias al cine gangster de los 70′, y en general al cine, y es que en más de un corte podemos oír interludios de escenas de películas como la segunda parte del El Padrino o La virgen de los Sicarios, además de nombrar a directores de la talla de Tarantino, Woody Allen o David Lynch.

Para acabar con una valoración general de este álbum, decir que, no es casualidad que el título del álbum tenga el mismo nombre que una reunión en la que participaron los gangsters más influyentes del momento, en la que la finalidad de ésta reunión era la de alcanzar un acuerdo de paz y una nueva distribución de territorios en los que operar y llevar a cabo sus negocios.

Y es que se trata de una sutil metáfora sobre la situación de la escena actual que en un breve lapso de tiempo ha sufrido un significativo cambio con la entrada de un nuevo estilo, y acompañada de nuevos artistas consigo; de modo que tenemos a un Kromo Gucci en el papel de Charles “Lucky” Luciano convocando mediante éste álbum a todos los artistas para que cada uno reciba la porción del pastel que le corresponde sin meterse en asuntos ajenos, y es que se debe tener respeto por aquellos que se han dejado la piel y su última gota de sudor y talento para hacer de esta escena musical lo que es ahora, como para que ahora una nueva generación la explote a sus anchas, pero claro, como dijo la mamá de Bruno: “Hay gente que solo respeta a quién no merece respeto“.

En fin, puede que todo esto suene un poco utópico, pero es que Parisi, estás tan loco…

No hay comentarios