Mind Game, un chute visual de vida pura

853

¿Qué harías si se te concediera una segunda oportunidad a la vida?

Eres una persona tímida y llorona, con baja autoestima, de afición, artista de manga; mueres de un disparo de pistola que entra por tu ano y explota en tu cerebro, todo por querer hacerte el superhéroe delante de la persona de la que te has enamorado desde los 9 años y que se va a casar con un conductor de camiones que te cae mal.

Fin de tu historia, o no..

Te encuentras con “Dios”, te explica que ya es tu hora y que te toca desaparecer, de repente ves una salida que lleva a la tierra, decides correr hacia ella para volver a tu vida, mientras corres hacia el túnel nacen nuevas ganas de vivir y escuchas a “Dios” decirte “hazme sentir orgulloso, no me defraudes”.

Mind Game

“El miedo toma la forma que estamos dispuestos a darlo.”

Así comienza Mind Game (2004), un viaje que muestra que todos tenemos un lugar en el mundo y que todo es posible si coges el mando y decides crear un acontecimiento en tu vida. La película está basada en un manga de Robin Nishi, que, curiosamente, así se llama el protagonista.

Dirigida por Masaaki Yuasa bajo la producción de Studio 4ºC, este fue su primer largometraje y probablemente su gran salto hacia el mundo de la animación. La película de animación es un completo caos visual, un cóctel en el que mezclas de todo y lo único que puedes esperar que salga es pura locura, la creación de Masaaki contiene mucha variedad de técnicas de animación (stop-motion, rotoscopia, tradicional, acuarela, CGI, introducción de texturas reales en fondos animados), éstas dos últimas las usaba John R. Dilworth en “Agallas, el perro cobarde”.

La película es como una montaña rusa de emociones, llegan momentos de surrealismo y apogeos de locura que desprenden los personajes y de repente todo cambia a tranquilidad y frescura, hay cantidad de escenas que muestran como la vida sigue y la gente hace cosas mientras uno mismo se queda pensando en lo que hacer esta tarde.

La banda sonora, perfectamente añadida para los diferentes momentos de la película y excepcional por toda la variedad que contiene, como el pop, rock, jazz, orquesta, batería, experimental… Como opinión personal, cabe decir que ha tomado puesto en mi top 10 de películas de animación japonesa, mientras la veía las ganas de vivir me han ido aumentando y al acabarla quería ser como Nishi, quería “vivir” más que nunca, pero el sofá era demasiado cómodo como para levantarme y hacer algo. Motivadora o no, sigue siendo una creación única y un viaje que al verla te preguntas “qué se habrá metido el director al hacerla”.

Masaaki también dirigió varias series (Kemonozume, Kaiba, The Tatami Galaxy) y otros trabajos, como escenas del episodio 9 de Samurai Champloo (en cuanto lo veáis, sabréis que es creación suya), dirigió varios capítulos de Shin Chan, éste capítulo de Hora de Aventuras, y un cortometraje llamado Kick-Heart, creado gracias a la recaudación de fondos de Kickstarter, que fueron unos $ 200.000.

Aquí os dejo una escena de Mind Game para que veáis la cantidad te técnicas de animación usadas en menos 2 de minutos y os animo a verla.

No hay comentarios

Dejar una respuesta