Hiromi Uehara y el trío Project en JazzMadrid16

646

En Madrid, desde el 25 de octubre hasta el 30 de noviembre se celebra el Festival Internacional de Jazz de Madrid 2016. Grandísimos artistas pisarán la capital de España. Las salas donde serán acogidos estos músicos son el Teatro Fernán Gómez y el Centro Cultural Conde Duque. Vamos a poder escuchar grupos como Ana Popovic Band, John Scofield o René Marie. Pero la encargada de abrir el festival ha sido Hiromi Uehara con su trío llamado The Trio Project.

La sala de Conde Duque tiene un aforo para 150 personas, por ello, pronto se agotaron las entradas. A tres semanas del concierto, ya no quedaba ni un asiento libre, normal, en un concierto de una artista del calado de Hiromi. Muchas personas, en la puerta de la sala, buscaban alguien que les revendiese la entrada por mucho más dinero del precio inicial (15 euros)

Una vez dentro de la sala solo te queda disfrutar. En una sala pequeña, con un sonido perfecto y tan cerca de los artistas que parece que casi puedes subirte al escenario, nada puede salir mal. Se apagan las luces, y sin ver a los músicos, la música comienza a sonar. Al instante unos focos suaves se encienden sobre ellos, y ahora, ahora sí que sí, ahora está todo hecho y solo queda disfrutar.

INSTRUCCIONES PARA DISFRUTAR UN CONCIERTO DE HIROMI

Por supuesto esto es completamente individual, y cada uno lo siente mejor de una manera, pero os voy a contar la mía.

  • Recostarse: Este es el primer paso. Busca la mejor posición, las piernas estiradas, el cuerpo relajado, cabeza apoyada en el respaldo… Como quieras, pero es importante enfrentarte a la música en un estado de comodidad.
  • Cierra los ojos: La vista, digámoslo así, está sobrevalorada. Si dejamos los ojos abiertos perdemos esa invitación a la catarsis, al trance al que nos incita la música. Perdemos, no del todo, pero sí en parte, esa posibilidad de dejarnos llevar, de abandonarnos a la imaginación a la que la música nos transporta.
  • Intenta que tu cerebro procese la música a la velocidad de los dedos de Hiromi: La música de la artista japonesa se caracteriza por una rapidez alucinante, mueve los dedos a una velocidad tan rápida que a la vista les cuesta seguirlos, y más al cerebro procesar lo que está tocando.
  • Cesa en este intento, solo déjate llevar: Si no eres capaz de seguirlo, no te preocupes, no te fuerces. Si eres capaz de seguirlo frena y dale a la música la oportunidad de que te guie.

El trío está compuesto por un piano, una batería y un bajo. El estilo de música podemos identificarlo con Jazz-Rock. La verdad es que en mi opinión tiene toques de muchos estilos, se puede apreciar influencia oriental, clásica… Pero dejemos de etiquetar la música, os voy a contar qué he sentido yo durante el concierto.

Con los ojos cerrados, el pecho empieza a retumbar y pierdes el control del cerebro (o yo lo quise perder). La batería con un riff constante pero rápido, el bajo marca el ritmo pero tiene un fluir propio, el piano en continuo crescendo. La velocidad del piano sigue aumentando, los segundos pasan a minutos y el piano, ya no se puede seguir. Y de repente, cuando menos te lo esperas ¡Booom! La música explota, y se hace un silencio mortal en la sala. Parece que la canción ha finalizado, pero no. Unas hormiguitas pisan las teclas del piano, flojito, muy flojito. Y el bajo, toma la función de guitarra y habla por encima del piano. Pero tiene poco protagonismo porque vuelve la batería. Y todo vuelve a crecer en un infinito ir y venir de notas.

Pero mejor escuchadlo vosotros, y no perdáis la oportunidad de verles en concierto.

No hay comentarios