Cine Asiático #2: Japón

Cinco recomendaciones para iniciarse en el Cine japonés moderno.

693

Retomamos nuestra serie llamada ‘Cine Asiático‘ con el cine de la tierra del sol naciente: Japón. Su industria cinematográfica moderna, consolidada desde los tiempos del blanco y negro gracias a nombres como Akira Kurosawa o Yasujirō Ozu, se caracteriza por su profundidad, versatilidad y diversidad de registros y géneros propios, todos ellos con un componente altamente fantástico e influenciados o salpicados por su basta tradición cultural y religiosa.

Japón

Su originalidad estética y narrativa no deja de reinventarse año tras año, y así lo percibe un público internacional que exporta desde los noventa todo tipo de productos audiovisuales nipones, entre los que se destaca el anime de Hayao Miyazaki, el gore pubescente de Kinji FukasakuTakashi Miike, y las historias de yakuzas del maestro Takeshi Kitano -en España reconocido por ser el rudo presentador del mítico programa Humor Amarillo-.

Entre esta variedad de géneros con sello propio, podemos encontrar el ya mencionado Anime -animación japonesa-, el Jidaigeki -dramas de acción samurái ambientados en el Periodo Edo (1603-1868)-, el J-Horror -cine de terror-, el Kaiju -filmes cuyo protagonista es un monstruo-, las Pink Films -cine pornográfico estéticamente elaborado y con temáticas sociales-, las Yakuza Films -mafia japonesa como centro de la acción- y el Seishun Eiga -películas con escolares-, entre otros.

A continuación una lista con 5 películas muy recomendables para iniciarse en la cinematografía japonesa más actual:

  • Love exposure (2008) – ‘Ai no mukidashi’

Japón

Este film, dirigido por el cineasta y poeta Sion Sono, supone la historia basada en hechos reales más disparatada que alguien haya plasmado jamás en la gran pantalla, amenizado todo ello con un tono que se mueve entre la comedia negra, el drama religioso y el romance adolescente. Una película de culto de larga extensión -casi 4 horas de metraje-, dividida en episodios, sin un solo minuto restante; irónica, única, bizarra y absorbente de principio a fin.

Su trama gira entorno a Yu, un adolescente que se ha criado en el seno de una familia muy cristiana. Enviudado y recién ordenado sacerdote, su padre le obliga a confesar sus pecados que él comete buscando la aprobación paterna. Yu se dedica diligentemente a obrar mal, hasta que sus fotos a hurtadillas de bragas de chicas lo catapultan a la fama. Pero entonces conoce a Yoko y se ve envuelto en una misteriosa secta.

  • Your name (2016) – ‘Kimi no na wa’

Japón

Your name, dirigida por Makoto Shinkai, es un drama romántico de animación que juega con los límites de la ficción y la realidad para contar una poderosa, nostálgica y sensible historia de amor imposible entre dos adolescentes, separados por el tiempo y el espacio, pero unidos por los hilos del destino. Una propuesta novedosa que viene pisando con fuerza todas las salas de Occidente por su calidad estética y su originalidad narrativa.

Los co-protagonistas de esta historia Taki y Mitsuha, dos jóvenes adolescentes, descubren un día que durante el sueño sus cuerpos se intercambian, y comienzan a comunicarse por medio de notas. A medida que consiguen superar torpemente los retos que de esta confusa e inusual situación se generan, se va creando entre los dos un vínculo de simpatía que poco a poco se convierte en algo más profundo.

  • As the Gods Will (2014) – ‘Kamisama no iu tôri’

Japón

Inspirado por un manga de género fantástico y terror, el prolífico y siempre polémico director de cine Takashi Miike presenta con esta película una lograda y surrealista adaptación al cine del cómic japonés Kamisama no iu tôri, de Muneyuki Kaneshiro. Una historia de gore adolescente desarrollada en un instituto, macabra y original a partes iguales desde su detonante inicial. Y es que los estudiantes serán los jugadores-víctimas de un juego orquestado por dioses gigantes, la conjunción perfecta del Seishun Eiga y el Kaiju.

El personaje principal es Shun Takahata, un estudiante normal de secundaria que lleva una vida aburrida, junto a su mejor amiga, Ichika Akimoto. Un día, la cabeza de su maestro explota en clase y Shun y sus compañeros se ven obligados a jugar un juego mortal sin saber el quién, el cómo o el por qué.

  • Outrage (2010) – ‘Autoreiji’

Japón

El carismático y polifacético Takeshi Kitano, principal embajador del cine contemporáneo japonés por el mundo, dirige esta sangrienta, naturalizada y silenciosa traslación nipona del Padrino de Coppola. Un juego de crudeza extrema, tensiones de poder y salvajismo encubierto de ostentosos trajes y coches, entremezclado entre si para mostrar una historia con segunda –Outrage 2– y posiblemente tercera parte –Outrage: Final Chapter-.

Nos situamos en un contexto en que varios clanes yakuza se enfrentan en una lucha implacable por alcanzar el poder y la protección del Padrino. Durante muchos años, Otomo ha visto cómo progresaban sus colegas: de los tatuajes elaborados y las falanges seccionadas han pasado a las altas finanzas. Dentro de un mundo donde reinan la corrupción, la traición y la venganza, sus esfuerzos por llegar a la cima, o al menos sobrevivir, no tienen fin porque en ese mundo no existen los héroes.

  • Tokyo Sonata (2008) – ‘Tôkyô sonata’

Japón

Kiyoshi Kurosawa, comúnmente conocido en Japón como ‘el otro Kurosawa’ por no tener vínculo parentesco alguno con Akira, retrata a la perfección un drama vivido por miles y miles de personas en los primeros estadios de cualquier período de recesión económica en el contexto de sociedades opulentas y acomodadas, y sus consecuencias naturales. Un retrato familiar respetuoso, ingenioso y ciertamente irónico en más de una ocasión, del drama social por excelencia de este nuevo siglo, la apatía.

Tokyo Sonata es la estampa de una familia japonesa acomodada y aparentemente normal. El padre que bruscamente pierde su trabajo oculta la verdad a su familia; el hijo mayor que está en el instituto apenas pasa por casa; el hijo más joven toma lecciones de piano furtivamente sin decírselo a sus padres; y la madre, que sabe que su papel es mantener la familia unida, no encuentra suficientes ganas para hacerlo. De algún modo, un profundo abismo ha aparecido dentro de la familia, y se extiende rápida y silenciosamente para desintegrarlos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta